Más inversión en infraestructura de saneamiento permitió introducir tecnología y reducir impacto de las obras

Publicado: 11/28/20 09:30:a. m.

WhatsApp Image 2020-11-28 at 09.48.21.jpegLa decisión de aplicar tecnología se alineó a la necesidad de acortar los períodos de trabajo y reducir el impacto social y económico en las zonas de obras de Asunción y San Lorenzo.

Todo esto considerando que debían atravesar sus microcentros urbano-comerciales.

Uno de los innovadores sistemas es el relining. Su uso permite renovar las tuberías de alcantarillado sanitario, sin excavar zanjas.

De esta manera disminuye las molestias al tránsito y a los vecinos, sobre todo en zonas de alta congestión vehicular.

Es una de las tecnologías estrenadas en el país, de la mano del Programa de Saneamiento Integral de la Bahía y Área Metropolitana de Asunción, impulsado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Otra novedosa herramienta, traída especialmente, fue la tuneladora Bárbara. Con ella pudo aplicarse la técnica del microtúnel para la instalación de colectores, de entre seis y ocho metros de diámetro, en un tramo de dos kilómetros de la avenida Artigas.

Los trabajos se realizaron a unos 12 metros de profundidad, sin necesidad de romper el pavimento. Como resultado, las obras finalizaron tres meses antes de lo previsto en el cronograma, y el impacto en el tránsito logró reducirse significativamente.

Ambas tecnologías fueron empleadas con el objetivo de disminuir el impacto en el tránsito y, sobre todo, en el movimiento comercial de los negocios situados sobre avenidas importantes, como Artigas. Su introducción fue posible mediante un ajuste en el contrato del consorcio ASI Paraguay, responsable de las obras, y representó una variación del 25%.

Estos cambios incluyeron también modificaciones en el sistema de operación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Varadero, introducidas a solicitud de la Essap, bajo cuya responsabilidad estará su funcionamiento.

Otro ajuste realizado fue la elevación de la cota inundable del predio donde se construye, que pasó de 62,7 a 63,7 metros. Esta medida preventiva y de emergencia representó una mayor inversión y fue adoptada, de manera muy rápida y efectiva, en el afán de preservar sus instalaciones ante el riesgo futuro de inundaciones atípicas como la ocurrida en mayo de 2019, cuando se hallaba en plena construcción.

San Lorenzo.

En la ciudad universitaria, la novedad fue el sistema pipe bursting que, al igual que el relining, permitió la instalación de tuberías sin romper el pavimento.

Del mismo modo, se ajustaron también aspectos técnicos de diseño relacionados con la operación de la PTAR, y recomendados por la Essap para optimizar su funcionamiento y aportarle mayor eficiencia futura.Esto, considerando que una Planta de esta naturaleza constituye una instalación industrial altamente tecnologizada, con un sistema de operación continuo mixto, manual y automático, las 24 horas, los 365 días al año.

La variación del contrato del Consorcio Sanitario San Lorenzo se halla en el orden del 34%.

Avances.

A la fecha la construcción de la infraestructura de saneamiento registra en Asunción un avance general promedio del 90%, incluyendo la renovación del sistema de alcantarillado sanitario y la construcción de la PTAR de Varadero. A su vez, en San Lorenzo exhibe un progreso de 53%.

El Programa de Saneamiento Integral de la Bahía y Área Metropolitana de Asunción tiene como objetivos contribuir a la reducción de la contaminación de la bahía de Asunción, mejorando las condiciones sanitarias y ambientales de la población que vive en las cuencas de los arroyos urbanos que desembocan en la bahía y forman parte del Área Metropolitana de Asunción (AMA).