Vecinos de Lambaré ya disfrutan de las mejoras del entorno del arroyo Sosa

Publicado: 10/12/21 04:50:p. m.

WhatsApp Image 2021-10-12 at 13.50.32.jpegEl proyecto de construcción del sistema de macrodrenaje pluvial de Lambaré, impulsado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) avanza sin pausas y uno de los vecinos menciona que, lo que hoy están viviendo es como un sueño.

Rubén Darío Galeano es un antiguo poblador del barrio Santo Domingo. Allí creció, formó su propia familia –tiene dos hijos- y se desarrolló como mecánico de autos. 

Buscando seguir creciendo en la profesión, hoy se plantea la posibilidad de montar un taller en su propia casa, sobre la calle Juan Pablo II entre Pirizal y Camalote. Lo hace ahora, motivado por la transformación que ha sufrido su entorno, “por primera vez, en 50 años”, dice -haciendo alusión a su edad-.

Como sus vecinos, Rubén observa emocionado los cambios: “Antes, vivir acá era horrible”. En días de lluvia intensa, “el raudal era inmenso, se llevaba autos y hasta hubo casos de personas que fallecieron, arrastradas por el agua”, recuerda, casi sin poder contener la tristeza.

Con las obras, lo que fue alguna vez una zanja se convirtió en una calle totalmente transitable, con veredas que les permiten “socializar con los vecinos y estar al aire libre, sin tener vergüenza de contar donde uno vive, algo que antes me pasaba”. 

Cuando les comentaba a sus clientes dónde quedaba su casa, le preguntaban, en forma jocosa, si se trataba de la “zanja de la cloaca”, comenta. Hoy, las historias como ésta ya forman parte de su anecdotario, ante una realidad que, tanto a él como a los demás pobladores, los ha motivado a hermosear sus viviendas, sumándoles un “portón nuevo, una murallita, un nuevo color de pintura, rejas”. 

WhatsApp Image 2021-10-12 at 13.50.03.jpegEn su caso, decidió hacerse de garaje para guardar su auto. “Anteriormente, dejaba lejos mi vehículo, frente la casa de otros vecinos; ahora, ya voy a poder tenerlo en mi propia casa, y darle el cuidado necesario”.

El mejoramiento del barrio los ha hecho “más visibles”, afirma, pero “de forma positiva”. “Muchos años de malestar e insalubridad solo forman parte de una etapa que se cerró al cerrarse el zanjón. Una pesadilla que forma parte del pasado y que en este presente es un hermoso sueño, del que nuestros hijos y nietos van a disfrutar”.

Sobre los trabajos, opina que, a pesar de “algunos contratiempos normales”, en este tipo de obras, la “misión fue cumplida y los resultados están a la vista y ya los estamos disfrutando. Yo estoy muy feliz por todo este cambio y esta transformación que está impactando en nuestra calidad de vida”.

Las obras de mejoramiento del arroyo Leandro Sosa de Lambaré beneficiarán directamente a unas 600 familias. Comprenden la construcción de veredas inclusivas y espacios públicos para el disfrute y esparcimiento, con mobiliario urbano y sistemas de iluminación, además de un parque lineal a lo largo del trazado. También se harán trabajos de reforestación con especies nativas, en todo el entorno.

La inversión prevista es de G. 34.000 millones y proviene de fondos locales de financiamiento. Las obras están a cargo del consorcio CTN, integrado por las empresas Construpar SA, Tecsul SAE y Nortec SA.