Youtube  Instagram  

Acceso al agua potable en el Chaco permite a mujeres indígenas soñar con mejor calidad de vida

Publicado: 08/31/18 02:04:p. m.

Durante dos días, en Loma Plata (Boquerón) y Tte. Irala Fernández (Presidente Hayes), unas 80 lideresas de 87 comunidades indígenas reflexionaron en torno a su realidad actual -marcada por la carencia de agua potable- y se permitieron poner en palabras sus deseos como mujeres y como personas.

Lo hicieron sobre la base de imaginar un escenario que muy pronto será un hecho: la llegada del servicio básico a sus hogares y, con ella, la emancipación de la tarea de recogerla todos los días, caminando kilómetros durante unas 3 a 5 horas, junto a sus hijos e hijas.

“Siempre quise hacer artesanía y ahora voy a tener tiempo”; “quiero trabajar como empleada”; “quiero tener mi propia huerta”; “por fin voy a sentirme libre, porque hace 40 años que soy esclava de traer agua”. Éstas y otras frases, como ecos de sueños largamente postergados, fueron expresadas por las participantes de las jornadas de capacitación con mujeres beneficiarias del Programa de Saneamiento y Agua Potable para el Chaco y Ciudades Intermedias de la Región Oriental, impulsado por la Unidad Ejecutora de Proyectos (UEP) del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

En los talleres pudieron además conocer de primera mano el avance de las obras del sistema, que comprende la planta de tratamiento de Puerto Casado, el acueducto principal, los reservorios y las redes de distribución, En todo este proceso, las mujeres vienen siendo activas protagonistas, a través de la aplicación de la Consulta Libre, Previa e Informada (CLPI), orientada a promover su participación e incidencia en cada una de las etapas del proyecto.

“El objetivo de los encuentros fue plenamente alcanzado. Pudimos observar que las mujeres se sintieron muy a gusto, compartiendo sus experiencias, reflexionando sobre su realidad y más que nada, pudiendo conectarse con los sueños que tiene cada una”, comentó María Cañiza, especialista Social y de Género del Programa.

En la mirada de esta socióloga, los talleres crearon el espacio para que las mujeres tomen conciencia del tiempo que ocupan en la recolección del agua y la incidencia de este trabajo en su vida, salud, educación, economía y posibilidades de crecimiento.

Unos 36000 indígenas se beneficiarán con el sistema del acueducto para el Chaco Central. De éstos, 13000 son mujeres de las etnias Enlhet Norte, Sanapaná, Enxet Sur, Nivaclé, Guaraní y Ayoreo. Su construcción está a cargo de la Gerencia de Proyectos de Agua y Saneamiento (GPAS) de la UEP-MOPC, mediante una donación de 60 millones de dólares de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), un préstamo de 20 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y una contrapartida local de 8 millones de dólares.