Hoy arranca la reunión mundial de ministros para examinar los avances hacia el acceso universal al agua potable

Publicado: 04/04/19 09:18:a. m.

Con la participación de 60 ministros y responsables del sector hídrico de América, Asia, África y Europa, hoy arranca la Reunión Mundial de Ministros de Agua, Saneamiento e Higiene, a cargo de la organización Agua y Saneamiento para Todos (SWA, por sus siglas en inglés), que cuenta con el apoyo de organismos internacionales como la Unicef, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno de Costa Rica.

La cumbre se desarrollará hasta mañana viernes 5 de abril, en la ciudad de San José de Costa Rica y en representación de nuestro país, participan el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens y el Director de Agua Potable y Saneamiento (DAPSAN), Ing. Hugo Ruíz.

El objetivo es evaluar los avances hacia el acceso universal al agua potable, el saneamiento y la higiene, y discutir las acciones que se podrán tomar a futuro, principalmente para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para "No dejar a nadie atrás".

La intención es establecer los mecanismos que permitan eliminar las desigualdades que existen en el mundo sobre agua y saneamiento.

Esta es la primera vez que la reunión se lleva a cabo en un país de Latinoamérica y se efectúa inmediatamente después de la V Conferencia Latinoamericana de Agua y Saneamiento, que concluirá este miércoles en Costa Rica.

Participan representantes de alto nivel de los organismos de las Naciones Unidas, de las organizaciones de la sociedad civil, del sector privado y otras partes interesadas.

La SWA, creada en 2010, es una alianza mundial de gobiernos y sus asociados, entre ellos la sociedad civil, el sector privado, los donantes, los organismos de las Naciones Unidas y las instituciones de investigación y aprendizaje.

Esta alianza pretende proporcionar un marco para llevar a cabo acciones para garantizar el acceso al agua, al saneamiento y la higiene, como los son las inversiones en infraestructura, pero además con una mejor gobernanza y sistemas eficientes.

Datos de SWA indican que en el mundo 2.100 millones de personas viven sin agua potable en sus hogares; una de cada cuatro escuelas primarias carece de servicios de agua potable, y que todos los días más de 700 niños y niñas menores de cinco años mueren a causa de las enfermedades diarreicas relacionadas con el consumo de agua contaminada y el saneamiento deficiente.

Las cifras señalan que cuatro de cada cinco personas que no tienen acceso al agua potable viven en zonas rurales y que 159 millones de personas se ven obligadas a beber agua de superficie, obtenida de fuentes como estanques y arroyos.