Youtube  Instagram  

Tras 40 años de penurias, Naranjal vuelve a vivir gracias a la ruta

Publicado: 05/17/19 07:50:a. m.

Una gran expectativa despierta la próxima finalización de las obras de la ruta que unirá a las localidades de Naranjal y San Cristóbal. El jefe de la comuna naranjalense, Edoard Schaffrath, citó los múltiples beneficios que traerá la conexión entre ambos distritos y recordó las dificultades por las que atravesaban hace 40 años.

Schaffrath rememoró que antes de la ruta, cuando todo era monte, llegar desde Ciudad del Este implicaba un día entero de viaje, incluyendo cruzar ríos en balsas.

Como el desplazamiento era lento y poco seguro, a inicios de la década de los noventa la comunidad de Naranjal inició las gestiones y los pedidos para asfaltar el tramo entre esa ciudad y San Cristóbal. “La zona ya era bastante productiva y se necesitaba tener un camino de todo tiempo. Pasaron ministros, intendentes, gobernadores, y no tuvimos mucha respuesta”, recordó.

Sin embargo, gracias a la unión entre las municipalidades de Naranjal y San Cristóbal, además de las cooperativas Copronar y Pindó, se dio empuje al pedido. Hubo varios intentos por parte del Poder Ejecutivo de concretar la obra, y finalmente fue la modalidad “Llave en mano”, amparada en la Ley 5074, la que hizo posible la ruta.

“Es difícil estimar todos los beneficios de la ruta. Es una realidad diferente a la que teníamos antes, desde caminos de tierra, pasando por empedrados que, en una zona de mucha producción, no daban abasto. Siempre que llovía, el empedrado se hundía. Llegó una época en la que nadie quería entrar a Naranjal de tan feo que era nuestro acceso”, dijo.

Schaffrath señaló que la dependencia que tiene Naranjal de la producción agrícola y pecuaria, además de la caída de los precios de los commodities a nivel mundial, hacen necesaria la industrialización y la apertura hacia países como Brasil, Argentina y Uruguay.

“Paraguay hoy tiene respuestas para los inversionistas locales y extranjeros, condiciones fiscales que dan beneficios en áreas como la de Naranjal. Hay empresas que ya están llegando a la ciudad para instalarse. Necesitamos que la juventud se quede y todo esto va a ser posible gracias a la ruta”, explicó.

Conexiones con el país y la región

El intendente mencionó que la salida hacia centros importantes es posible gracias al Camino de la Integración, que enlaza Argentina con Brasil hasta el estado de Santa Catarina. Por eso, ya se proyecta la conexión del tramo entre San Cristóbal y Paso Yobái, una vez terminada la Ruta Naranjal – San Cristóbal.

“Está muy adelantado. Es un trabajo que se está haciendo con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), y la Dirección de Proyectos Estratégicos (DIPE). Tenemos un visto bueno del presidente Mario Abdo Benítez. Con esa conexión nos ahorramos casi 100 kilómetros de trayecto, lo cual hace que los fletes sean más baratos y los puertos queden mejor conectados”, expresó.

Beneficios para la gente

Además de la integración vial, la Ruta Naranjal – San Cristóbal acerca a los pobladores los servicios a los que anteriormente accedían solo a través de la localidad de Santa Rita. Resaltó que la ciclovía con la que cuenta la nueva vialidad, en el tramo que cruza la zona urbana de Naranjal, promueve la utilización de transportes alternativos y la práctica de deportes.

“La ruta trae un espíritu positivo a la gente. Los pobladores ya arreglan su vereda, limpian; genera un espíritu de pertenencia. Eso ya contagia al otro vecino, y el ambiente va mejorando. Cuando la calle frente a tu casa está fea y está llena de pozos, no tenés ganas de hacer; pero cuando hay un trabajo visible, motiva”, comentó.

Avance en obras

La Ruta Naranjal – San Cristóbal registra un avance del 90%. Conforme se mantenga el buen clima, las obras podrán llegar a su final de manera a que las dos localidades, de suma importancia en el corredor productivo del país, puedan tener mejores accesos gracias al camino de todo tiempo.

Esta es la primera obra financiada según lo establecido por la Ley 5074, “Llave en mano”, impulsada por el MOPC y encargada a la DIPE. Los trabajos cuentan con un monto de contrato de USD 45.774.773.